¿Por qué vestir a medida?

La ventaja principal de una prenda hecha a medida es que viste como un guante. Puedes olvidarte de las tallas.

La estandarización de las tallas ha buscado reducir la diversidad de cuerpos que existe, porque de hecho todos son distintos. Por lo mismo a veces entramos en conflicto y a pesar de ajustarnos a una medida siempre hay detalles que no nos dejan satisfechas porque nuestros hombros son estrechos, tenemos brazos largos, busto grande, tiro corto, diferente estatura, etcétera. Todo eso no es problema al mandar confeccionar la ropa, porque se hace justo a tu medida. Cuando tu traje tiene un ajuste perfecto, nunca más necesitarás ajustar mangas de camisas o bajos de pantalones. Cuando creas tu propio armario, puedes personalizar no solo los tejidos sino también forros, botones y detalles de estilo. De hecho, todas las prendas se confeccionan en base a tus preferencias, tejidos y estilo.

CART

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This website uses cookies so that you have the best user experience. If you continue browsing you are giving your consent for the acceptance of the mentioned cookies and the acceptance of our cookie policy, click on the link for more information.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies